Alfalfa

Para desviarnos un poco de la hidroponía me gustaría compartir este interesante artículo sobre esta planta.

La alfalfa es una hierba que es usada como alimento y como medicina para algunas enfermedades. Es una planta que puede ser de gran ayuda para nuestro organismo por su amplio rango de beneficios, su gran contenido nutricional con presencia de isoflavonas y fitoestrogenos, la hacen un gran elemento para una dieta saludable.

Su cultivo es muy simple, ya que se da en una gran variedad de climas, especialmente los templados en casi cualquier tipo de suelo en cualquier parte del mundo. Puede crecer hasta 50 cm de altura y tiene flores moradas y hojas verdes.

Es muy empleada para muchos fines tanto alimenticios como medicinales, lo que la hace una hierba muy eficaz y multifacética.

Origen de la alfalfa

La alfalfa es originaria de Asia y de África del Norte. Fue llevada a Europa por los griegos, pero fueron los árabes los encargados de llevarla a España, desde donde se esparció por el resto del continente europeo y a otras zonas del mundo.

Los griegos y los persas cultivaban para el alimento de sus caballos y ganado. Actualmente todavía se usa para este fin.

Características de la alfalfa

  • Es una hierba perennifolia, de erecta a suberecta, que puede tener un tamaño promedio de 30 a 60 cm de altura.
  • Pertenece a la familia que conforman las leguminosas, sus hojas se dividen en tres segmentos dentados finamente, sus flores son de color violeta, aunque también pueden ser bicolores, amarillas o azules.
  • Los pétalos tienen un tamaño de hasta 1 cm y sus racimos son de alrededor de 4 cm de longitud.
  • No presenta espinas y sus frutos son pequeños, con forma espiral y tienen semillas pequeñas de color café dentro de ellos.
  • Esta hierba puede vivir de cinco a diez años.
  • Sus tallos crecen en la base de la planta y son delgados, generando una gran cantidad de ellos.
  • Las raíces penetran el suelo hasta casi llegar a los cinco metros de profundidad, ya es muy resistente a la sequía.
  • Una de las características de la alfalfa más resaltantes, es que es una planta forastera, la principal del mundo, es cultivada a gran escala a casi todos los países europeos y en sitios que tengan un clima templado en Sudamérica, especialmente en Argentina que se encuentra en los primeros puestos de producción de a nivel mundial.
  • Es una hierba que presenta auto toxicidad, por lo que no es recomendable sembrarla en cultivos de la planta ya existentes; sus ejemplares deben ser sembrados con otras plantas como el maíz o el trigo.

¿Para qué sirve la alfalfa?

Alfalfa

Sirve para consumo animal, humano y como tratamiento para muchas enfermedades.

Para el consumo humano puede usarse en muchas recetas, principalmente en ensaladas, pueden consumirse las hojas, los brotes y las semillas de alfalfa.

Esta planta está cargada de vitaminas, estrógenos vegetales y de sales minerales, lo que le otorga una gran importancia como una hierba nutricional, dietética y ginecológica.

Puede tener un aporte como proteína vegetal, con el 20% de su peso en seco, es una gran fuente de vitaminas como la B, la A, la E, la C y la K, que le provee de propiedades hemostáticas y antihemorragicas.

También contiene flavonoides, fitosteroles, fitoestrogenos, cumarinas, trazas de alcaloides, enzimas digestivas y aminoácidos. Todos estos nutrientes que se encuentran en la alfalfa, colaboran para el bienestar de nuestro organismo.

Sus Componentes

La alfalfa presenta los siguientes componentes:

  • Ácidos: succínico, fumárico, ascórbico, malico, cítrico y oxálico.
  • Alcaloides: estaquidrina y betaina.
  • Vitaminas: H, B, C, A. K y D.
  • Fibra: soluble y no soluble.
  • Proteína: en semillas y hojas. 
  • Saponinas: en la planta.
  • Taninos: en la planta.
  • Pigmentos: xantofila y clorofila.
  • Fitosteroles: estigmasterol y campesterol.
  • Isoflavonas: genisteina.
  • Inositol.
  • Aminoácidos: asparagina, triptófano, arginina.
  • Minerales: zinc, fósforo, cromo, aluminio, cromo, boro, cobalto, calcio, magnesio, potasio, sodio, selenio, hierro, manganeso.

Propiedades

Las propiedades de la alfalfa abarcan características nutricionales y medicinales. Sus aportes nutricionales son muchísimos, debido a todas las vitaminas, proteínas y nutrientes presentes en esta hierba, especialmente en sus raíces.

Por su alto contenido en fibras, provee una sensación de saciedad y por eso es recomendada por los especialistas para la pérdida de peso. Las saponinas presentes en la leguminosa, reduce el nivel de colesterol y de triglicéridos en la sangre.

Los brotes de la alfalfa tienen un alto grado antioxidante y promueven el buen funcionamiento de los órganos internos de nuestro organismo, previniendo el envejecimiento prematuro.

También tiene propiedades antirraquíticas, ayuda en casos de problemas en la piel, caída del pelo y para producir leche materna luego del parto.

Dentro de sus propiedades medicinales, se usa para tratar la anemia, hemorragias, inflamaciones, enfermedades digestivas, falta de apetito y la debilidad. Es un gran aliado para nuestra salud ya que posee múltiples propiedades reconstituyentes, vitamínicas, emenagogas, hemostáticas, galactogenas e hipolipemiantes.

Beneficios de la alfalfa

Gracias a todas sus propiedades, los beneficios de la alfalfa son los siguientes:

Benéficos de la alfalfa
  • El hierro presente en la alfalfa es muy bueno para el tratamiento de la anemia ferropenia, la ingesta ayuda a la producción de glóbulos rojos, mejorando los síntomas de la anemia.
  • Es excelente para la deficiencia de minerales y vitaminas que causa la aparición de estrés, fatiga y debilidad.
  • Ayuda a aplacar los dolores en la menstruación, especialmente cuando es abundante o hay presencia de sangrados diversos.
  • La vitamina K que contiene la alfalfa la da una gran capacidad hemostática y antihemorrágica, es de gran ayuda para el tratamiento de hemorragias nasales, uterinas, gástricas y capilares, así como también para el alivio del sangrado en varices y hemorroides.
  • Es maravillosa para la salud de la mujer, su consumo es muy recomendado durante la menopausia ya que puede ser un sustituto natural de las hormonas, por los efectos de estrógeno que le confieren las isoflavonas y el cumestrol, calmando los síntomas propios de la menopausia.
  • Es un excelente diurético que unido a su propiedad antiinflamatoria, la hace un gran remedio tratar algunos problemas urinarios como la cistitis, inflamaciones de la vejiga, del riñón y del conducto prostático. También previene la formación de cálculos renales.
  • Se emplea como un reconstituyente natural que es muy eficaz en casos de desgano y convalecencia.
  • Fortalece las uñas y mejora el cabello sin brillo y maltratado.
  • Reduce la hipertensión arterial y puede mejorar la retención de líquidos en nuestro cuerpo.
  • Debido a su alto contenido de calcio, es muy buena para evitar la descalcificación.
  • Ayuda a regular el colesterol en el organismo.

Cultivo de la alfalfa

Cultivo de la alfalfa

El cultivo de la alfalfa puede hacerse en cualquier lugar del mundo en cualquier estación del año, aunque es mejor hacerlo en clima templado.

De cualquier manera, es una hierba muy noble que puede crecer en cualquier tipo de suelo. Para cultivar la alfalfa, es recomendable usar semillas orgánicas y buscar un amplio espacio para su siembra ya que es una planta que durara muchos años y tendrá raíces profundas.

Lo ideal es sembrarla en camas de cultivo y en un sitio con luz solar, si no se puede de esa forma, una caja de madera o de plástico de 40 cm de profundidad servirá.

Se hace un hoyo en el suelo y se agrega una capa de composta, las semillas pueden esparcirse en el suelo sin ningún orden específico, luego se cubren las semillas con composta o suelo.

También puede hacerse una siembra en surcos, dejando un espacio de 12 cm entre líneas y otros 12 cm entre las semillas y cubrirlas a una profundidad de 05 cm. Luego de la siembra, se riega con un poco de agua y luego de un tiempo se puede eliminar el exceso de plántulas.

Cuando la esta se asienta en el suelo, no necesita de grandes cuidados, solo necesita agua y sol y quitar las malezas que puedan aparecer.

Otra forma de cultivarla es mediante el uso de un germinador, que puede hacerse fácilmente en casa con recipiente de cristal, un pedazo cuadrado de tela de gasa y una goma para sostener la tela.

Solo se colocan las semillas con agua en el recipiente y se dejan toda la noche, se cuela a la mañana siguiente y se hace ese procedimiento por 5 días y tendrás brotes de alfalfa para comer.

Contraindicaciones de la alfalfa

El consumo excesivo o en condiciones inapropiadas de la alfalfa puede provocar contraindicaciones en nuestro organismo, revirtiendo todos los beneficios y propiedades de la hierba. Las contraindicaciones son las siguientes:

  • Consumir las hojas por un largo periodo de tiempo no es seguro, puede provocar reacciones parecidas a al lupus eritematoso.
  • Puede hacer que la piel se haga más sensible al sol en algunas personas.
  • Ingerir alfalfa durante el embarazo y la lactancia puede ser contraproducente, se han hecho estudios que muestran que puede actuar en el organismo como estrógeno y eso puede tener efectos negativos en el embarazo.
  • La ingesta puede hacer que el sistema inmunológico sea más activo, lo que puede hacer que los síntomas de enfermedades autoinmunes como la esclerosis, el lupus y la artritis, empeoren.
  • El efecto como estrógeno, puede empeorar las enfermedades relacionadas al estrógeno como el cáncer de mamas, de cuello uterino y de ovarios, fibromas uterinos y endometriosis.
  • Para los pacientes con diabetes, podría tener efectos contraproducentes, ya que puede bajar el nivel de azúcar en la sangre.
  • El refuerzo del sistema inmunológico que provoca, puede reducir la efectividad de la ciclosporina, que es el medicamento que se emplea para evitar el rechazo de un riñón en los pacientes que han sido sometidos a un trasplante de riñón.
  • La alfalfa no puede consumirse en conjunto con medicamentos que tengan una acción coagulante.
  • Las semillas de alfalfa tienen alcaloides y deben ser consumidas bajo la supervisión de un médico especialista.

Interacciones de la alfalfa con otros medicamentos

No debe ser consumida en combinación con los siguientes medicamentos:

Warfarina

La warfarina o coumadin es usado para retrasar la coagulación sanguínea, la alfalfa también ayuda a que la sangre coagule, por eso podría disminuir la acción de la warfarina.

Estrógenos o medicamentos que lo contengan

Una gran cantidad puede tener el mismo efecto del estrógeno en el organismo, pero no es tan efectiva como las píldoras de estrógeno. Si se consume alfalfa en combinación con las píldoras, podría afectar su rendimiento.

Medicamentos fotosensitizadores

Estos medicamentos incrementan la sensibilidad a los rayos del sol; una gran dosis de alfalfa también incrementa la sensibilidad de la piel hacia la luz solar, por lo que su combinación con estos medicamentos puede hacer que la piel sea aún más sensible a los rayos UV y favorecer las quemaduras y apariciones de ampollas y erupciones.

Medicamentos que son debilitadores del sistema inmunológico

Puede incrementar la actividad del sistema inmunológico y puede restar eficacia a los medicamentos que reducen las funciones del sistema inmunológico.

Píldoras anticonceptivas

Algunos tipos de píldoras anticonceptivas tienen estrógeno y la alfalfa puede disminuir sus efectos.

Consumo de la alfalfa con otros alimentos

Es importante saber cómo consumirla de forma apropiada, para aprovechar todas sus bondades.

El jugo de las hojas frescas, es muy beneficioso para las enfermedades coronarias, para evitar la caída del pelo o como desintoxicación de la sangre. Este jugo debe ser diluido con otra bebida como jugo de zanahoria, ya que es muy fuerte por sí solo.

Las hojas pueden consumirse en forma de té para los problemas estomacales, debido a sus propiedades alcalinas y también para ayudar con los cálculos renales.

No se debe consumirse con jugo limón porque no son alimentos compatibles.

Puede ser incluida en guisos, sopas y purés, de la misma manera que la espinaca o la acelga. También puede estar presente en ensaladas, sándwiches, hamburguesas, arroz entre otros.

Artículos sobre hidroponía

Lechuga hidropónica: mejor opción de la hidroponía
Todo sobre hidroponia vertical
Lechuga hidropónica_ mejor opción de la hidroponía

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies