Sistema Raíz flotante

Consiste en unos de los avances más significativos del cultivo en los Últimos años, apostando a la innovación con visión futura.

Dicho sistema se encarga de crear una plataforma ambiental donde las plantas puedan Crecer y agotar su ciclo de una forma muy singular. Es decir, colocando las raíces sobre agua, pero con el soporte del oxígeno, siendo éste fundamental para el correcto funcionamiento del mismo.

Al momento de hablar de hidroponía, se tiene que hacer mención de este peculiar método; puesto que no solo logra un ahorro significativo en comparación con el método tradicional, el cual se auxilia de la tierra como tal, sino que el tiempo y el rendimiento son también vitales para el desarrollo de cualquier cultivo hoy día.

Cabe destacar que llevar a cabo la creación de este mecanismo puede ser al ritmo que entiendas pertinente hacerlo, tomando en cuenta la dicotomía simple-compleja tuya como inventor.

Este es un proyecto arroja cualidades en provecho del medio ambiente y los recursos naturales excluyendo en casi su totalidad de productos químicos que peligren nuestra hábitat. Trayendo consigo el aprovechamiento de poder lograr la coexistencia del ecosistema y la vida humana.

Con el sistema de raíz flotante se puede cultivar una diversidad de frutas, vegetales, hortalizas, evitando de forma drástica la irrupción de plagas que vulneren este proceso por su naturaleza misma.

Dicho esto el agua es vital para el desarrollo de las raíces, las cuales se colocan y quedan flotando, y asistido por un artefacto generador de oxígeno.

Características de este método hidropónico

Raíz-flotante

 Los cultivos obtenidos a través del SRF (Sistema de Raíz Flotante) tienen un ahorro significativo en el uso del agua de un 70 a 80% contrastando con aquellos desarrollados en la tierra.

Este cultivo ha despertado una gran curiosidad por sus óptimos resultados, así como también su vida sostenible con el medio ambiente. Permitiendo obtener productos de calidad para el consumo masivo de la población, pero con un menor costo y en el mejor tiempo posible.

Hay que establecer que para posibilitar el desarrollo de las plantas, éstas subsisten con la presencia de oxígeno en el agua, el cual ingresa a ellas por medio de una bomba de aire. Este es clave para mantenerlas con vida, diferenciándose  del sistema tradicional valiéndose de los nutrientes que son obtenidos a través del suelo.

Lo más impresionante es lo efectivo que ha sido su implementación en zonas que cuentan con deficiencia en su suelo y es poco posible el acceso al agua.

Así como también el agua, un líquido indispensable para la existencia de todos los seres vivos en el planeta tierra. El agua posee propiedades específicas y únicas que la convierten en un elemento clave en la vida de todos.

De tal modo que luego de contener la cantidad requerida de agua, se debe complementar con los nutrientes requeridos que facilitando en el cultivo efectiva combinación de factores que logren crear un ambiente apropiado para poder realizarse correctamente.

Origen del Sistema de raíz flotante

Sistema de Raíz Flotante

En la antigüedad se realizaba un método similar al de la raíz flotante por aquellas civilizaciones entre ellas, babilonia, egipcia y azteca con el objetivo de subsistir. Ya que no contaban con suficiente agua por poseer tierras no fértiles y una baja vegetación provocando acudir a este método

Según se afirma por historiadores un ejemplo de esto en la antigüedad era “Los Jardines Colgantes de Babilonia”, considerada una de las maravillas del mundo antiguo, y en el cual se utilizaba un mecanismo similar con riego por los canales.

Es por esto que se puede afirmar que esta variedad de la hidroponía, ya tenía sus primeros contactos con la personas del mundo antiguo.

¿Cómo puedes crear uno?

Para llevar a cabo la realización de un sistema de raíz flotante hay que precisar que todo va depender de la intención de su creador, es decir, cuál es su objetivo.

Puedes darle una perspectiva acorde a tu necesidad y recursos. Básicamente se requiere de los siguientes insumos para ponerlo en marcha:

Tener pendiente  que la colocación de la base, más bien, el mesón debe estar en un lugar que no permita un cambio brusco del clima que ponga en peligro el ciclo de vida de las plantas, una vez colocadas suspendidas en el agua. Tener pendiente el alcance para poner la bomba a la corriente. Además, recibir un promedio de 9 a 10 horas como mínimo de luz, entre otros más aspectos a considerar.

Las plantas son organismos vivos que son dependientes de elementos necesarios para su crecimiento y desarrollo integral. 

¿Quién puede realizarlo?

Cualquier interesado puede realizarlo, no existe un perfil definido en la persona que desea incursionar en el área, solo se necesita la persistencia y todo el empeño posible para llevar a cabo la tarea propuesta.

Explorar en esta técnica vanguardista y con perspectiva futura, no hay una exigencia académica avalada por alguna institución; sin embargo, no significa que no se deba capacitar y adquirir conocimientos respecto a la materia y sus derivaciones de la misma, puesto que sería mucho mejor  para el crecimiento personal y todo aquel que desee conocer sobre esto.

Pasos para  crear nuestro sistema de raíz flotante

Paso # 1: Selección del área donde vamos a realizar el cultivo.

Lo primero que  debes hacer es seleccionar el área donde vas implementar la raíz flotante. Luego pones el contenedor en el área que entiendas pertinente evitando exposición con un eventual cambio de clima.

Para la realización de este método no es necesario contar con muchos terrenos, es suficiente con un espacio que le puede dar por lo menos 6 horas de luz solar y que este adecuado para nuestro propósito.

Paso # 2: Elegir como realizaremos este método.

En este paso tenemos que utilizar la creatividad de como queremos que se vea nuestro proyecto, Aquí vamos a explicar el mas fácil que podemos aplicar, con materiales comunes y que podemos conseguir sin problemas en una ferretería o dando clic aquí.

Tenemos que hacer un deposito que tenga una forma cuadrada o rectangular, preferiblemente que sea de madera para después poder cubrirlo con una funda plástico.

Deposito raiz flotante

paso # 3: preparar el semillero

Existen muchas formas en la cual podemos preparar nuestro semilleros, ya sea cultivándolo en recipientes plástico o en foamy.

Si optamos por utilizar un semillero plástico tenemos que rellenarlo, preferiblemente con nuestro substratos preferidos.

Paso #4: hacer la base para poner las plantas

Es importante elegir la mejor base que pueda sostener el peso de las plantas, la mas utilizada son las placas de poliestireno.

placas de poliestireno

Procedemos a realizar perforaciones de un tamaño donde podamos poner las macetas hidroponicas, y que las plantas se queden flotando, para que la raíz rozé el agua con los nutrientes, luego se debe conectar la manguera en la bomba, poniendo la plancha de placas de poliestireno sobre el recipiente con el agua ya agregada.

Paso # 4: Finalizar el proceso

Después de que tenemos nuestra plantas ya de una tamaño que podemos trasplantar, procedemos a llenar nuestro deposito con agua y con solución nutritiva ( puede ver este artículo sobre la cantidad de solución para utilizar). Luego ubicamos la bomba de aire en el fondo del contenedor de forma cautelosa y en una posición que no comprometa su función.

De igual forma hay que medir exactamente la tapa del recipiente donde ira introducidas las plántulas, las cuales deben tener una diferencia una de otra aproximadamente de 10 a 15 centímetros.

Finalizada esta parte se procede a la perforación  para que una vez hecho esto, se pueda  verter la solución nutritiva junto con el agua dentro de dicho recipiente. No dejando a un lado, el orificio donde ira la manguera.

Ponemos las plantas junto con la espuma para que proteja y envuelva las raíces ingresando estos por los perforaciones ya anteriormente mencionadas. Quedando definitivamente en contacto con la solución y puedan absorber los nutrientes necesarios.

Finalmente, conectamos la bomba

Puedes ver este vídeo de Youtube como se hace un sistema de raíz flotante casero

¿Cómo puedes darle seguimiento?

Una vez tienes instalado el SRF (Sistema de Raíz Flotante) hay proceder con la parte más importante: el seguimiento y vigilancia, ya que, es aquí donde podemos estar alerta tanto en la parte progresiva del proyecto, así como también en cualquier imprevisto que acontezca inmediatamente.

La medición de la temperatura en el agua nos arroja un nivel de control notable para estar al tanto de su funcionamiento.

Es por ello que se recomienda mantenerla entre 60 grados F (equivalente a unos 16 grados C) y 68 grados F (equivalente a unos 20 grados C) para que  de esta forma exista un control en lo cultivado.

Cabe destacar que la implementación de este medidor  nos previene de cualquier anomalía que surja. Un incremento de la temperatura puede ser letal en las plantas porque provocaría la reducción significativa del oxígeno encaminándolas a morir.

Así como también podría ocurrir algo similar de producirse una disminución de la temperatura. El nivel óptimo del agua dependerá de la colocación de las raíces sobre el agua misma.

Datos a tomar en cuenta para mantener el método Raíz flotante

  • Un dato a tener en cuenta es que las raíces deben permanecer sumergidas en la solución, con la salvedad de que el tallo siempre este expuesto al aire. La cantidad específica  que las raíces deben estar expuestas al aire es de 3 a 4 cm.
  • Para insertar oxígeno disuelto en la solución nutritiva se utiliza dos formas: la primera es burbujas de aire mediante mangueras de aire produciendo una mayor cantidad de burbujas dentro del agua favoreciendo la oxigenación del agua.
  • La segunda  con el simple hecho del agua caer, el cual provoca un desplazamiento hacia abajo sobre el agua logrando canalizar mucho su supervivencia; sin embargo, esta última técnica no es tan practicada.
  • Algo que si no podemos olvidar que lo único que mantiene con vida a las plantas como tal es el simple de contener las raíces dentro del agua para que el recibimiento de nutrientes no falte.
  • En definitiva, medir el nivel del oxígeno juega un papel vital si queremos mantener en pie este sistema. Es recomendable asesorarse respecto al momento de comprar uno en una tienda. La escogencia de este va adaptarse a la necesidad de su comprador adaptable a su sistema.

Cultivos con vida útil en el sistema de raíz flotante

Cultivos no compatibles con el sistema de raíz flotante

No se recomienda en estas plantas por su naturaleza, ya que son un poco pesadas y en su proceso de crecimiento pueden hacer colapsar el sistema por el volumen y el tamaño, así como también un incremento considerable de la humedad.

Es por ello que la esencia misma de este método es poder cultivar plantas que tengan una superficie sobre el unicel que puedan estar a flote. Son algunos de los que se puede mencionar que pueden tener resultados óptimos porque se pueden desarrollar superficialmente y no son tan pesados, por lo que pueden tener éxito en este tipo de hidroponía.

Ventajas del sistema de raíz flotante

  • Exclusión de químicos, puesto que al no existir un contacto con la tierra, no es necesario  usarlos.
  • Una notable elevación de calidad de los productos cosechados porque están en menos riesgo de ser contaminados, en razón de la naturaleza de su producción.
  • Permite llevarse a cabo en zonas restringidas donde la vegetación no es tan abundante y las tierras carecen fertilidad.
  • Mediante el SRF se apuesta a la circulación  del agua con un uso mas razonable y reutilizable, evitando su desperdicio, como acontecía en el método tradicional.
  • Se emplea un nivel de productividad con mejores resultados, ya que, por su esencia propia, evita incurrir en métodos tradicionales.
  • La obtención de los cultivos es más rápido y en menos tiempo

Desventajas del sistema de raíz flotante

  • Es una metodología que es exigente para incursionar porque se necesita hacer una inversión en materiales, algunas veces un poco alta  para poder llevarla a cabo.
  • El desconocimiento acerca del tema puede resultar un obstáculo en el desarrollo de este proceso. Se recomienda nutrirse con conocimientos contemporáneos y prácticos en la materia.
  • La incidencia del clima, a veces es un factor negativo cuando se emplea este sistema, ya que, las plantas pueden tener cambios drásticos que conlleven a la perdida de sus nutrientes, y por ende, mueran.
  • El sistema de raíz flotante no es apto para todo tipo de plantas, creando una limitación parcial en la diversidad de los cultivos.
  • Demanda un efectivo cuidado y una comprometedora dependencia de parte del hidrocultor para que no pueda pausar el correcto funcionamiento del proceso.
  • Mantener la oxigenación de forma constante para que las plantas no carezcan de este, ya que cualquier error de la bomba, como ente canalizador del oxígeno pondría en peligro la subsistencia de las mismas.
  • Invertir periódicamente en plantines, una vez estén desmejorados.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies